Martes, 16 de septiembre de 2014
liga al sitio del GDF liga al sitio del Metro

La iconografía, tipografía
e imagenes se encuentran registradas ante el
Instituto Nacional de Derechos de Autor. Se prohíbe su uso, reproducción,
modificación o comercialización sin
permiso escrito del Sistema de Transporte Colectivo.

 

CAPITULO I

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1. El Reglamento de Condiciones Generales de Trabajo del Sistema de Transporte Colectivo, es de observancia obligatoria para dicho Sistema, sus trabajadores de base sindicalizados y el Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo, en su carácter de Titular del mismo, en los términos dispuestos en los Artículos: 1º y del 87 al 91 de la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, la Ley Federal del Trabajo que se aplicará en forma supletoria, el Decreto de Creación del Sistema, el de incorporación de los trabajadores a la Ley Reglamentaria del Apartado “B”, del Artículo 123 Constitucionaly en las demás disposiciones legales y supletorias.

Artículo 2. La relación jurídica de trabajo entre el Sistema de Transporte Colectivo y sus trabajadores de base se regirá en su orden por:
I.- El Apartado “B” del Artículo 123 Constitucional, la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado y la Ley del Instituto de Seguridad y de Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado.

II.- Las disposiciones contenidas en este Reglamento y los preceptos reglamentarios que de él se deriven, así como los Reglamentos Interiores de Trabajo que se elaboren para diferentes unidades de trabajo de este Sistema de Transporte Colectivo.

III.- La Ley Federal del Trabajo, el Código Federal de Procedimientos Civiles, las Leyes del orden común, la costumbre, el uso, los principios generales de derecho y la equidad, aplicados supletoriamente en su orden.

Artículo 3. En las presentes Condiciones Generales serán designados:
I.- El Sistema de Transporte Colectivo, como “EL SISTEMA”;

II.- El Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo, como “EL SINDICATO”;

III.- La Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, como “LA LEY”;

IV.- El presente Reglamento de Condiciones Generales de Trabajo, como “EL REGLAMENTO”;

V.- El Decreto de Creación del Sistema de Transporte Colectivo y sus modificaciones, como “EL DECRETO”;

VI.- El Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, como “EL TRIBUNAL” , y

VII.- Las leyes o normas aplicadas supletoriamente y en su orden, se designarán por el nombre de la ley o norma de que se trate.

Artículo 4. “EL SISTEMA” será representado para efectos del presente Reglamento por el Presidente del Consejo de Administración, el Director General y por los demás funcionarios de confianza que tengan facultades de decisión y mando sobre el personal.

Artículo 5. El Comité Ejecutivo Nacional de “EL SINDICATO” acreditará su personalidad ante “EL SISTEMA” con la copia del Acta de Elección debidamente sancionada y certificada por “EL TRIBUNAL”; los Comités Ejecutivos de las Secciones y el Delegado Departamental acreditarán su personalidad por oficio del Comité Ejecutivo Nacional de “EL SINDICATO”.

Artículo 6. El Comité Ejecutivo Nacional de “EL SINDICATO” lo representa ante todas y cada una de las autoridades de “EL SISTEMA”. Sin perjuicio de la representación que le corresponde ejercer al Comité Ejecutivo Nacional, los representantes de los Comités Ejecutivos Seccionales tienen personalidad para representar a sus Secciones ante todos los funcionarios correspondientes con los que se ventilen problemas de sus agremiados.

Artículo 7. Con respecto a las relaciones laborales y sin contravenir a las disposiciones del Artículo 88 de “LA LEY”, en las unidades de trabajo de “EL SISTEMA” que por su naturaleza lo requieran, se formularán los Reglamentos Interiores de Trabajo, que contendrán normas de carácter técnico-administrativo complementarias a los señalamientos que se contienen en el presente Reglamento.


Estos Reglamentos Interiores obligarán solamente a los trabajadores de la unidad o unidades de trabajo respectivas y serán formulados por una Comisión Mixta, integrada por representantes de “EL SISTEMA” en la unidad de trabajo de que se trate y por los representantes de “EL SINDICATO”.

 

CAPITULO II

DE LA CLASIFICACIÓN DE LOS TRABAJADORES

Artículo 8. Los trabajadores de “EL SISTEMA” se clasifican en: de base y de confianza.

Artículo 9. Son trabajadores de confianza:
Los funcionarios que disponen de facultades de decisión o de ejecución, tales como: Director General, Subdirectores Generales, Directores del área, Gerentes, Subgerentes, Coordinadores, así como el personal de apoyo, asesoría y atención directa a los mismos; además, los comprendidos dentro de los supuestos que especifican los Artículos 5º y 7º de “LA LEY”, y aquellos que así se clasifiquen dentro del Catálogo de Puestos de “EL SISTEMA”, conforme lo dispone el Artículo 20 de dicho ordenamiento.

Artículo 10. Son trabajadores de base los no incluidos en el Artículo 9, por ello serán inamovibles. Los de nuevo ingreso no serán inamovibles, sino hasta después de seis meses de servicio sin nota desfavorable en su expediente.

 

CAPITULO III

DE LOS NOMBRAMIENTOS

Artículo 11. Los trabajadores prestarán sus servicios en virtud del nombramiento correspondiente.

Artículo 12. El nombramiento es el instrumento jurídico que formaliza la relación de trabajo entre “EL SISTEMA” y el trabajador de base. La falta de nombramiento no afecta los derechos del trabajador si acredita tal calidad mediante otro documento oficial que lo supla, o que compruebe, en su caso, la relación laboral con “EL SISTEMA”.

Artículo 13. El nombramiento deberá expedirlo el Director General o el funcionario que él designe, dentro de los quince días siguientes a la fecha de la iniciación de la prestación de servicios, entregándole el original al trabajador y copia a “EL SINDICATO”, dentro del mismo plazo.

Artículo 14. Los nombramientos deberán contener:
I.- Nombre, nacionalidad, sexo, edad, estado civil y domicilio;

II.- Los servicios que deban prestarse, los cuales se determinarán con la mayor precisión posible;

III.- El carácter del nombramiento: Definitivo, Interino, Provisional, por Tiempo Fijo o por Obra Determinada;

IV.- La duración de la jornada de trabajo;

V.- La categoría, el sueldo y demás prestaciones que deberá percibir el trabajador, y

VI.- El lugar y centro de trabajo en que se prestarán los servicios.

Artículo 15. El carácter del nombramiento podrá ser: Definitivo, Interino, Provisional, por Tiempo Fijo o por Obra Determinada.
I.- Son nombramientos Definitivos aquellos que se otorgan para ocupar plazas vacantes definitivas.

II.- Son nombramientos Interinos los que se otorgan para ocupar plazas vacantes temporales que no excedan de seis meses.

III.- Son nombramientos Provisionales los que, de acuerdo con el sistema escalafonario, se otorgan para ocupar plazas de base vacantes por licencias mayores de seis meses. También se consideran Provisionales los nombramientos que se expidan para ocupar plazas reclamadas ante “EL TRIBUNAL” y su provisionalidad durará hasta que dicho Tribunal resuelva en definitiva.

IV.- Son nombramientos a Tiempo Fijo, los que se expiden con fecha precisa de terminación para trabajos eventuales o de temporada.

V.- Son nombramientos por Obra Determinada, los que se otorgan para realizar tareas directamente ligadas a una obra que por su naturaleza no es permanente. Su duración será la de la materia que le dio origen.
Los nombramientos Interinos, Provisionales de pié de escalafón, a Tiempo Fijo y por Obra Determinada no crean derechos escalafonarios.

Artículo 16. En caso de trabajadores temporales, si prestan sus servicios por más de seis meses, la plaza que ocupan se considerará automáticamente como definitiva y se incluirá en el próximo presupuesto de egresos. Tratándose de plazas de categoría superior, éstas deberán ser asignadas conforme al Reglamento de Escalafón.

Artículo 17. Los trabajadores de nuevo ingreso serán propuestos por “EL SINDICATO”, en el período comprendido entre el 20 de marzo y el 31 de diciembre de cada año, en un 100%, y del 1° de enero al 19 de marzo de cada año, en un 90%; “EL SISTEMA“ propondrá el 10% restante en el período comprendido del 1° de enero al 19 de marzo de cada año, de conformidad con los acuerdos suscritos por ambas partes, correspondiendo a “EL SISTEMA” la selección del candidato más capacitado por los medios establecidos en este Reglamento.

Serán candidatos los aspirantes que satisfagan todos y cada uno de los requisitos exigidos en este Reglamento, para lo cual se remitirán a la Sección de Selección de Personal para la comprobación de los requisitos y realización de los exámenes correspondientes para el ingreso. “EL SINDICATO” tendrá un representante en la Sección de Selección de Personal, a efecto de acreditar en forma debida que los requisitos y exámenes han sido cumplidos y practicados de conformidad con los procedimientos establecidos, antes de que sean enviados los resultados a la Coordinación de Prestaciones para la contratación correspondiente.

Artículo 18. Para ser trabajador de “EL SISTEMA” se requiere:
I.- Presentar solicitud por escrito;

II.- Ser mayor de 16 años, presentando copia certificada del Acta de Nacimiento;

III.- Someterse a los exámenes médico, psicométrico, de capacidad y conocimientos y ser aprobado en todos;

IV.- Tener los conocimientos y aptitudes que requiere el puesto;

V.- En su caso, demostrar con Cartilla liberada el haber cumplido con el Servicio Militar Nacional;

VI.- No haber sido separado de algún empleo o cargo por causas establecidas en la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos, salvo que haya transcurrido el tiempo que estuvo inhabilitado en su trabajo;

VII.- Presentar Certificados o Constancias de Estudios y dos cartas de recomendación;

VIII.- Ser de nacionalidad mexicana, salvo en el caso previsto en el Artículo 9 de “LA LEY”;

IX.- Tratándose de profesionales, presentar el Título correspondiente y en su caso, la Cédula o Constancia expedida por la Dirección General de Profesiones;

X.- Los Trabajadores especializados acreditarán sus conocimientos y/o práctica necesaria con constancias que les hayan otorgado en los centros de estudio o lugares donde prestaron el trabajo del que manifiestan ser especialistas, y

XI.- Tomar posesión del empleo de acuerdo con el nombramiento que se le haya expedido.

CAPITULO IV

DE LA SUSPENSIÓN DE LOS EFECTOS DEL NOMBRAMIENTO

Artículo 19. La suspensión temporal de los efectos del nombramiento de un trabajador no significa el cese del mismo y procede en los siguientes casos:
I.- Que el trabajador contraiga alguna enfermedad que implique peligro de contagio para las personas que trabajen con él.

II.- Cuando el trabajador sea objeto de prisión preventiva, seguida de sentencia absolutoria, o de arresto impuesto por autoridad administrativa o judicial, a menos que, tratándose de arresto, “EL TRIBUNAL” resuelva que debe tener lugar el cese del trabajador.

III.- En estos casos la suspensión tendrá efectos únicamente mientras el trabajador, por estar privado de su libertad, esté físicamente imposibilitado para concurrir a sus labores. Al obtener la libertad “EL SISTEMA” lo reinstalará de inmediato con la categoría que venía desempeñando.

IV.- Tratándose de trabajadores que manejen fondos, valores o bienes, podrán ser suspendidos hasta por sesenta días cuando apareciere alguna irregularidad en su gestión mientras se practique la investigación correspondiente y se resuelva sobre su cese. La investigación será realizada por una Comisión formada por representantes de “EL SINDICATO” y de “EL SISTEMA”.

V.- Por única vez, y determinado en el acta de investigación levantada en términos de los artículos 92 y 101, que el trabajador debido a su adicción, deba ser sometido a tratamiento especializado, en la clínica que determine el Sistema con el fin de controlar su problema de adicción, hasta por seis meses, que serán improrrogables.

Artículo 20. La suspensión de los efectos del nombramiento a que se refiere el Artículo anterior se decretará conforme a las siguientes bases:
a) En los casos de prisión preventiva o arresto por autoridad judicial o administrativa, la suspensión procederá inmediatamente que “EL SISTEMA” tenga conocimiento de la privación de la libertad, retrotrayéndose los efectos de aquella hasta el día en que el trabajador fue aprehendido, a menos que respecto de dicho arresto “EL TRIBUNAL” resuelva en sentencia firme condenatoria el cese del trabajador.

b) Tratándose de delitos distintos de los oficiales, el auto firme de formal prisión dictado en contra del trabajador, también traerá como consecuencia la suspensión de los efectos de su nombramiento; pero sí el término medio aritmético de la sanción aplicable al delito que se le imputa no excede de cinco años de prisión y el acusado tiene el beneficio de la libertad caucional o bajo fianza, podrá continuar en el desempeño de su cargo hasta que se pronuncie sentencia ejecutoria en el proceso o hasta cuando por causas justificadas se le revoque la libertad provisional de que disfrute. Si la sentencia es absolutoria, cesarán los efectos de la suspensión y el trabajador permanecerá definitivamente en el desempeño de su cargo.
En caso de ser delito patrimonial en contra de “EL SISTEMA”, continuará la suspensión de su nombramiento hasta que se dicte sentencia ejecutoriada.

c) Cuando un trabajador sea privado de su libertad por disposición de autoridad judicial o administrativa y dicha privación sea originada por el cumplimiento de sus funciones en “EL SISTEMA”, o por orden de sus superiores, se le pagará su salario ordinario y demás prestaciones hasta que esté en aptitud de volver al servicio gozando de su libertad provisional o definitiva. “EL SISTEMA”, a través de la Gerencia Jurídica del mismo, se encargará de su defensa haciendo en su caso los gastos necesarios. Al quedar el trabajador en libertad provisional o definitiva, volverá a ocupar el puesto que tenía al sufrir la prisión o arresto, o el que le corresponda de acuerdo con el Reglamento de Escalafón, si durante su ausencia se hubiere efectuado algún movimiento de personal, con derecho al pago del salario respectivo. El movimiento descendente del escalafón en tal caso, se hará sin responsabilidad para “EL SISTEMA”.

d) Si un trabajador sometido a proceso por la comisión de un delito de carácter oficial o distinto de los considerados como oficiales, siempre y cuando no fuese un delito patrimonial en contra de “EL SISTEMA”, resultare condenado por sentencia firme, quedará separado de su empleo, cargo o comisión en los términos de la sentencia, cuando ésta sea privativa de la libertad; pero una vez compurgada o extinguida la pena podrá regresar al servicio, a menos que haya resolución de “EL TRIBUNAL” condenando al cese del trabajador porque el delito que se le hubiere imputado así lo amerite.

e) Por lo que respecta a la relación laboral, la condena condicional tratándose de delitos oficiales producirá efecto de sentencia absolutoria; en este caso, el trabajador tendrá derecho a reingresar en el cargo del que había sido suspendido.
Si se trata de delitos distintos de los oficiales, el trabajador que hubiere sido beneficiado por la condena condicional continuará en el ejercicio de su cargo. En este mismo caso, si el trabajador hubiere estado privado de su libertad durante la tramitación del proceso, podrá recuperar el empleo o cargo del que hubiere sido suspendido por su prisión, siempre que no exista resolución de “EL TRIBUNAL” condenando al cese.

f) Cuando un trabajador fuere detenido como consecuencia de la comisión de una falta administrativa, se suspenderán los efectos de su nombramiento por todo el tiempo que dure la detención.
En todo caso, una vez cumplida la sanción tendrá derecho el trabajador a reanudar sus labores en el puesto que desempeñaba. La detención de un trabajador ordenada por el Ministerio Público si no es seguida por su consignación a las autoridades judiciales, se equiparará en todos sus efectos a la detención por falta administrativa.
En todos los casos señalados anteriormente, si la detención impuesta excede del término constitucional, el trabajador deberá comunicar su detención a la Coordinación de Prestaciones de “EL SISTEMA”, por conducto de la representación sindical o por los medios que estén a su alcance, para el efecto de que no se le computen los días de su inasistencia como constitutivos de abandono de empleo.

g) Cuando el trabajador contraiga alguna enfermedad que implique peligro de contagio para las personas que trabajen con él, la suspensión operará inmediatamente en funciones, pero no en sueldo ni demás prestaciones a las que tenga derecho. “EL SISTEMA” o el trabajador darán aviso al Servicio Médico autorizado, a fin de que el trabajador reciba atención hasta su total curación o restablecimiento, tomando en cuenta para este punto las disposiciones que norman la concesión de licencia.

h) Cuando se suspenda a algún trabajador mientras se efectúa una investigación, al apreciarse alguna irregularidad en el manejo de fondos, valores o bienes, el jefe inmediato superior lo pondrá a disposición de la Coordinación de Prestaciones hasta que sea resuelto su caso en definitiva, de conformidad con las disposiciones finales del Artículo 46 de “LA LEY”.

i) Cuando un trabajador se someta a tratamiento con el objeto de superar sus problemas de adicciones, siempre y cuando no haya ocasionado daños a la empresa como consecuencia de dicho problema. La suspención de los efectos del nombramiento empezará a correr a partir de que inicie su tratamiento en una institución especializada, y hasta que concluya el mismo, en un plazo no mayor de seis meses.

Artículo 21. Será nulo el nombramiento que se expida al trabajador en los siguientes casos:
I.- Cuando administrativamente se omitan datos o éstos se asienten erróneamente, en cuyo caso se expedirá un nuevo nombramiento en un plazo no mayor de quince días, sin perjuicio alguno para el trabajador.

II.- Cuando el trabajador proporcione datos falsos; en este caso quedará sin efecto el nombramiento siguiendo el procedimiento que establece “LA LEY”, dentro del mes siguiente de su expedición.

 

 

Index del Sistema de Transporte Colectivo, acciones, cultura, niños,